▷ Conectividad de los relojes inteligentes ➨ Sistemas Operativos en smartwatches

Actualizado Agosto 2020
relojes-inteligentes-sistema-operativo
¿Por qué confiar en MSmartWach?
Desde MSmartWatch realizamos cientos de pruebas con relojes inteligentes para traerte las mejores comparativas y así hagas la mejor compra.
Si tienes alguna pregunta sobre esta comparativa - Cuéntanoslo!
Desde MSmartWatch realizamos cientos de pruebas con relojes inteligentes para traerte las mejores comparativas y así hagas la mejor compra. Si tienes alguna pregunta sobre esta comparativa - Cuéntanoslo!

La tecnología y la conectividad

Última Actualización Agosto 2020


Las tecnologías de la información y la comunicación (TIC’s) han impactado en las dinámicas de la vida diaria de las personas comunes quienes dependen cada día más de las tecnologías para simplificar sus actividades rutinarias. Ciertamente nadie tiene dudas acerca de la transformación que sufrió la vida del ser humano, con la aparición de las tecnologías de la información y la comunicación, sobre todo en el área del conocimiento o para aportar soluciones remotas que mejoran la calidad de vida de las personas. 

Pero las comunicaciones TIC’s necesitan sus redes que permitan tramitar masivamente la información a largas distancias, por su parte las redes requieren dispositivos tecnológicos fijos o móviles que permitan acceder a la información disponible en la red, y esto se logra a través de una conexión fija (con hilo) o móvil (sin hilo o inalámbrico). 

En la actualidad las redes de comunicación más difundidas por el planeta son: Internet, Facebook, Instagram y Twitter, y los dispositivos portátiles más comunes para acceder a estas redes son los ordenadores portátiles, las Tablet’s, los Smartphone, SmartWatch con conectividad, dispositivos que por lo general están desprovistos de hilo, es decir que solo están provistos con puertos Bluetooth o Wi-fi que sirvan para enlazar con las terminales de otros dispositivos, con los cuales se puede interactuar para entrar en las distintas redes.

Conexión Bluetooth.

Es un hecho conocido por casi todo el mundo, que el Bluetooth es una forma de tecnología muy económica, que se difundió alrededor del planeta, desde finales de los 90’s para enlazar rápidamente y sin la necesidad de cables, con los terminales de otros aparatos compatibles como escáners, mouses, teclados, impresoras, netbooks, auriculares, consolas de videojuego, cámaras fotográficas, ordenadores, Smartphone, Smartwatch con conectividad, entre otros muchos dispositivos, siempre que estos se encuentren a corta distancia.


Los Smartwatch con conectividad sin hilo, están concebidos como complementos a otros dispositivos electrónicos, no para reemplazar aparatos avanzados. Para realizar la conectividad Bluetooth de los dispositivos resulta bastante obvio que para lograr conectar exitosamente 2 dispositivos es necesario que ambos estén provistos de la conexión Bluetooth, y además deberían estar lo más cerca posible, pues a pesar que la tecnología puede ser usada hasta una distancia máxima de 10 metros, a los 4 metros la conexión puede empezar a dar fallas de comunicación sobre todo si en el entorno existe otra fuente de radiación electromagnética que interfiera con la señal de radio. 



Conectividad sin necesidad de una infraestructura.

Para iniciar la comunicación entre Smartwatch con conectividad, y cualquier otro dispositivo, no se necesita una configuración previa del perfil de la red, pero las unidades si deben reconocerse y los usuarios (en caso de ser varias personas), tienen que aceptar la conectividad o el emparejamiento entre sus aparatos y cumplido estos 2 pasos todo está listo para transferir datos, revisar correos, monitorear redes, etc.

La sincronización de varios dispositivos personales, enlazados con tecnología Bluetooth, permite la creación de pequeñas redes domésticas con Smartphone, SmartWatch con conectividad, escáners, ordenadores, aires acondicionados, etc. Todos estos dispositivos conectados en una red doméstica, pueden ser controlados por la tecnología Bluetooth que funciona con radiofrecuencia en la banda ISM de 24 GHz, manteniendo constante y estable la velocidad de transmisión de datos inalámbrica.

Por cierto el símbolo que nos sale en la pantalla cuando encendemos el Bluetooth, en nuestro Smartwatch con conectividad,es la unión de las runas nórdicas hagall (ᚼ) y berkana (ᛒ), que corresponde a las letras H y B, del alfabeto. Las letras (H-B) son las iniciales del nombre, Harald Bltand, un rey de Dinamarca y Noruega del siglo X, también conocido como Harold Bluetooth (Harold Diente Azul), a quien se le atribuyen dos hechos importantes, uno fue el haberse bautizado cristiano, y el segundo hecho fue haber unificado todas las tribus en su país. Del mismo modo que el rey Harold Bluetooth unió a los las tribus Vikingas dispersas en su país, el Bluetooth pretende ser el elemento unificador de la tecnología y de allí el simbolismo de su nombre.

Conectividad en zonas con redes wifi abiertas a los usuarios.

La tecnología WiFi, desarrolla el mismo concepto del Bluetooth, de enlazar la interacción de los equipos con conexiones sin hilos o inalámbricas, pero a un rango de distancias más de 100 metros que hace un gran diferencia si la comparamos con los 10 metros de Bluetooth; además el WiFi tiene mayor velocidad de trasmisión de datos y estas ventajas lo han convertido en el preferido para ser instalados en numerosas zonas de acceso libre a redes WiFi abiertas a los usuarios en diversos lugares como hoteles, restaurantes, parques, centros comerciales, estaciones de metro y aeropuertos entre otros donde podemos usar nuestro Smartwatch con conectividad, para ingresar a la red abierta de los usuarios.

Las redes WiFi, necesitan una infraestructura formada por 3 elementos, el primero de ellos es un enrutador remoto de la señal (routers) que se conecta al segundo elemento que es la señal del proveedor de la telefonía (fija o móvil) y por último, el dispositivo provisto con un puerto receptor, que se conecta a la señal WiFi, de tal manera que cualquier ordenador portátil, Tablet’s, los Smartphone, o Smartwatch con conectividad, pueden acceder a estas redes siempre y cuando sean libres o el dispositivo se configure al perfil de la red con un código de acceso o contraseña.

La redes inalámbricas son especialmente atractivas en comparación con la redes Ethernet con cables, por el ahorro de dinero que representa en instalaciones, intervenciones de paredes, costos de cableado, etc. Un enrutador Wifi estándar puede cubrir las necesidades de los usuarios, que ocupen un radio de 100 metros en el interior de un edificio, sin necesidad de invertir en otro dispositivo que no sea un routers.

Uno de los principales defectos de la redes inalámbricas, es el riesgo de Hackeo malicioso de la red o de los dispositivos conectados a la red, por lo que siempre se recomienda prudencia y precaución al conectar nuestros ordenadores portátiles, Tablet’s, Smartphone, o Smartwatch con conectividad, a redes inalámbricas, sobre todo si son del tipo de acceso libre al público, para no ser víctimas de los ciberdelincuentes.

La conectividad en los smartwatch.

Partiremos de la noción más simple de conectividad, es decir aquella que refiere que el término esta asociado a la capacidad que tiene un dispositivo inteligente de poder ser conectado a otro dispositivo, bien sea un smartphone, ordenador personal, robot, electrodoméstico o cualquier otro aparato, de manera autónoma, para compartir funciones, recibir instrucciones, y en fin interactuar para lograr cumplir actividades en beneficio del hombre.

En la actualidad la gran mayoría, por no decir todas, las casas fabricantes de estos dispositivos tecnológicos incorporan compatibilidad de algún tipo o de varios tipos en sus smartwatches, precisamente para que cobren una nueva dimensión de utilidad, apartada de aquel enfoque de los tradicionales relojes y relojes deportivos con pocas y limitadas funciones.

De este modo, un reloj inteligente, cobra toda su energía y funcionalidad hacia el futuro, permitiendo interactuar con el resto del entorno inteligente para girar instrucciones o recibir de algún otro dispositivo información. En fin, un smartwatch con conectividad es un mundo abierto de posibilidades de uso, a medida que va avanzando la tecnología.

Estas funcionalidades que se han venido incorporando a los smatrwath, ya han sido utilizadas por los usuarios a través de sus smartphone, desde donde era posible interactuar con los artefactos inteligentes de un hogar, por ejemplo aires acondicionados, calefacciones, equipos de entrenamiento en los gimnasios, etc, pero ahora, y gracias a la incorporación de estas funciones a los smartphone y la incorporación de sistemas que le permiten actuar de manera autónoma, es mucho más cómodo para las personas por ejemplo que practican deportes, utilizar únicamente su reloj inteligente para los entrenamientos en las máquinas del gimnasio, dejando guardado en casa el smartphone.

Gracias a su funcionamiento autónomo, ahora los smartwatch pueden incluso sin conectividad externa acceder a internet, realizar y recibir llamadas telefónicas, enviar y recibir correos electrónicos y mensajes de textos, recibir notificaciones de las redes sociales, todo de una manera muy cómoda.

Los mecanismos de conectividad conocidos o más utilizados hasta el momento son el Bluetooth, NFC, WiFi, redes celulares, USB, etc.

Para qué me puede servir la conectividad.

El hacerte esa pregunta va a responder en cierta medida a esa interrogante que suele surgirle a las personas cuando van a adquirir un smartwatch, indagando sobre todas las posibilidades de funciones utilizando la conectividad bien sea con el blueetooth, WIFI, o cualquier otra forma de interconexión posible.

En la actualidad un smartwatch te ofrece un sin fin de funciones, pero las mismas son variables en el tiempo y de seguro seguirán sumándose más a la gran lista de cosas que en la actualidad podemos hacer a través de un smartwatch.

Lo primero que podremos hacer gracias a un smartwatch con conectividad, es dejar por espacios de tiempo el smartphone guardado en un bolso o en un cajón, muy útil por ejemplo para aquellas personas que practican algún deporte y que en definitiva desean un poco de libertad en sus manos. Gracias a los avances tecnológicos es posible contar con samrtwatch autónomos a los que es posible insertarle una tarjeta SIM, para operar con perfecta autonomía, permitiendo en este sentido recibir y realizar llamadas, recibir y contestar mensajes de textos, además de gestionar desde un solo lugar nuestras redes sociales, de una manera más cómoda.

Además de tener nuestras manos un poco más libres, podemos a través de un smartwatch con conectividad, escuchar toda nuestra música almacenada bien sea en nuestro smartphone, en nuestro ordenador o en barras musicales, actuando con conectividad como un mando a distancia de cualquier dispositivo que contenga nuestra música favorita. Además de ello, los smartwatch han venido incrementando sus capacidades de almacenamiento y gracias a ello es posible escuchar nuestra música favorita incluso sin conectividad en cualquier parte donde nos encontremos.

Como te hemos venido diciendo el smartwatch con conectividad es un mundo de posibilidades, y en este sentido, puede servir para entrar en ciertos lugares donde sea requerido un boleto, o por ejemplo una tarjeta de embarque en un aeropuerto, descargando en este sentido aplicaciones especialmente diseñadas para ello, provistas de la necesaria seguridad, tales como Fly Delta.

Para el deporte, ahora los smartwatch ofrecen gracias a la posibilidad que genera la conectividad, interactuar de manera más eficiente con las máquinas de los gimnasios, tales como las máquinas de cardio de los principales fabricantes, entre las que podemos destacar la Life Fitness, Matrix, Technogym, Star Trac, Cybex, Schwinn y StairMaster, pudiendo sincronizar el smartwatch con el aparato, siendo posible la visualización de datos tales como el ritmo cardíaco, datos de inclinación y velocidad de acuerdo a los datos individuales del usuario, permitiendo ello un entrenamiento realmente inteligente, basado en datos individuales y planificados. 

En el hogar, el uso de la conectividad con nuestro samrtwatch nos permitirá encender y apagar artefactos a modo de mando a distancia, pudiendo controlar su funcionamiento con total comodidad. Ya nunca más tendrás el inconveniente de haber extraviado el control remoto para encender y apagar por ejemplo el aire acondicionado. Con un solo movimiento de muñeca, puedes controlar todos los dispositivos de tu casa que así lo permiten. 

Así mismo es posible encender bombillas inteligentes tales como las Philips Hue, que permiten la conectividad con los smartwatch para de una manera muy sencilla encender y apagar las luces sin necesidad de levantarte de una silla. 

La gestión de fotografías. Una aplicación muy utilizada.

A través de un smartwatch con conectividad con el smartphone, es posible revisar las fotografías almacenadas en el smartphone desde la comodidad de nuestra muñeca, pudiendo ordenarlas en álbumes y gestionar nuestras redes sociales colocando alguna fotografiás, comentarios, etc. 

Además un smartwatch es el sustituto perfecto para el palo de selfie que permitía tomar fotografías a cierta distancia con nuestro smartphone, pero resultada un poco difícil y tedioso hacer el encuadre perfecto, debiendo balancear el palo del selfie hasta lograr el encuadre ideal. Además el palo de selfie era otro dispositivo adicional que debíamos portar en nuestro bolso, con su consecuente peso. Hoy en día, eso ha quedado atrás, y con un smartwatch se puede precisamente lograr la captura perfectamente encuadrada, para tomas a distancia, programando la velocidad del disparo de la fotografía para poder posar para nuestra fotografía. 

De frente hacia el futuro.

Pareciera no detenerse la amplia gama de posibilidades que permite un smartwach realizar hoy en día. Si bien es cierto se trata de dispositivos que no fueron diseñados para sustituir a los smartphone, sino concebidos como complementos de ellos, la verdad es que resultan ser mucho más cómodos que un smartphone para realizar ciertas funciones, e incluso, pueden ser realizadas con mayor seguridad, pues es muy poco probable que perdamos nuestro smartwatch pues lo cargamos sujeto a nuestra muñeca, más no así un smartphone.

Como controlador o mando a distancia para el encendido de luces, aires acondicionados, calefacciones, robots, equipos de sonido y un montón de artefactos del hogar, representa una ventaja frente a un smartphone, que también suele extraviarse en nuestro hogar momentáneamente, mas no sucede de esta forma con el smartwatch, pues está allí cerquita de nosotros.

Al interactuar con muchos dispositivos, como por ejemplo, los deportivos, va desplazando al smartphone para ciertas circunstancias, como cuando vamos al gimnasio, resultado mucho más cómodo dar las instrucciones e interactuar con las máquinas de cardio a través de nuestro smartwatch que a través del smartphone, que puede caerse o convertirse en un estorbo mientras entrenamos.

Esta nueva visión de los smartwatch, ha sido interpretada por los fabricantes de tecnología, quienes se esfuerzan día a día por establecer procesos muchos más fáciles para la vida de las personas, y es por ello que esto es algo que no se detiene, siendo imposible imaginar hasta donde podremos llegar con nuestro smartwatch y que tantas necesidades humanas podrá llegar a satisfacer a través del tiempo.

Pros y contra de la compatibilidad en los smartwatch.

Cuando analizamos la gran cantidad de tareas que podemos realizar a través de un smartphone, la balanza se inclina a favor de su utilización, encontrando que la posibilidad de interactuar con otros dispositivos inteligentes gracias a la conectividad, bien sea a través de bluetooth, WIFI, NFC, etc, amplía el campo de usos de un smartwatch más allá de lo imaginable.

En este sentido, la apuesta por la tecnología apoya al hombre en su día a día. Ahora bien, cuando nos preguntamos por los riesgos asociados al uso de nuestro smartwatch al realizar ciertas actividades que implican por ejemplo, transferencia de datos personales, debemos detenernos un momento y consultar a ver que pueden indicarnos los expertos.

A manera de referente y para el momento del nacimiento sólido de los smartwatch, materializado entre 2014 y 2015, con el lanzamiento de dispositivos por parte de reconocidas marcas de tecnología, como por ejemplo el Apple Watch, se empezaron a analizar algunos aspectos sensibles del uso de la tecnología y el riesgo que ello implicaba, vista la aparición de la ciberdelincuencia.

Los propios smartphone carecían de medidas de seguridad para la protección de la información personal, y de esta misma manera sucedía con los smartwatch, dispositivos más recientes y que para ese momento, no disponían de todas las medidas de protección de los datos necesarios.

A partir de los estándares y estudios realizados por la Open Web Application Security Prohect, fundación sin ánimos de lucro que apoya y gestiona los proyectos e infraestructura relacionados a

seguridad informática, la empresa HP desplegó una investigación sobre 10 smartwatches populares en el mercado, constando a través de su estudio que en efecto estos dispositivos no protegían la seguridad convenientemente.

En esta investigación se descubrió que solo la mitad de los smartwatch analizados tienen una función de bloqueo para evitar que extraños accedan a los datos almacenados en ellos, además que de 9 de 10 smartwatches envían datos sin cifrados, los cuales podrían ser interceptados. En este mismo sentido, se logró constatar en esta investigación que un tercio de los dispositivos inteligentes analizados, permitiría intentos de accesos ilimitados, lo que facilita que un extraño adivine una contraseña.

Así mismo, en cuanto al emparejamiento con otros dispositivos, dos de los diez smartwatches analizados permitían su emparejamiento de manera muy fácil con un smartphone en caso de robo.

Estos aspectos deben ser analizados por los usuarios antes de efectuar la compra de su smartwatch, habiendo sido superados algunos de estas debilidades detectadas para ese entonces.

Conectividad NFC.

Se trata de una tecnología denominada Near Field Communication, y es un sistema de comunicación inalámbrico de corto alcance, que funciona por proximidad integrado en los smartphone, tablets, smartwatches, etc. No se encuentra pensada para transferir archivos o datos de gran tamaño, tratándose simplemente de una validación de un dispositivo, de una manera más rápida, por ejemplo que la que se logra a través de bluetooth.

En la actualidad la gran mayoría de los smartwatches están provistos con NFC, incluso los de más baja gama, pues permiten funcionalidades cada día más extendidas como realizar los pagos con el smartwatch sin necesidad de utilizar una tarjeta ni dinero, siendo una opción muy cotizada por deportistas en general, corredores, etc, que salen sin necesidad de cargar una cartera encima. Basta con acercar el dispositivo al lector para procesar un pago.

Otras funcionalidades asociadas a la NFC, son para compartir datos entre los smartphone y los smartwatch, para por ejemplo escuchar música de las bibliotecas de música incorporadas en los smartphone, transferencia de fotos, para demostrar la identidad por ejemplo en lugares públicos, etc.

Sobre este tipo de tecnología de conectividad de corta distancia muchos han sido los detractores, señalando que realmente no es mucho lo que hasta ahora se puede hacer con ella, sin embargo, quienes abogan por ella, señalan que ciertamente es necesaria la proximidad de los dispositivos para poder realizar la lectura o la transferencia de la información, pero que es mucho más cómoda que la utilización del bluetooth que existe un espacio de tiempo para reconocer y compaginarse con el resto de los dispositivos, y es un poco más inestable.

Con respecto a ello podemos indicar que aún cuando las funciones son limitadas, ciertamente la tecnología va avanzando día a día a pasos de gigante, y las posibilidades de uso de nuestros dispositivos inteligentes van cobrando nuevas dimensiones hacia el futuro.



También te podría interesar