▷ Guía de Uso: Polar OH1+ ✨ sensor óptico para ciclismo y natación

Actualizado Junio 2020
polar-oh1-plus-review
¿Por qué confiar en MSmartWach?
Desde MSmartWatch realizamos cientos de pruebas con relojes inteligentes para traerte las mejores comparativas y así hagas la mejor compra.
Si tienes alguna pregunta sobre esta comparativa - Cuéntanoslo!
Desde MSmartWatch realizamos cientos de pruebas con relojes inteligentes para traerte las mejores comparativas y así hagas la mejor compra. Si tienes alguna pregunta sobre esta comparativa - Cuéntanoslo!
Resumen
Pros
Cons
Nuestro Favorito
Polar
OH1+
Ver Precio
Resumen

Polar, líder en tecnología deportiva aplicada al deporte desde hace más de 40 años presenta el nuevo OH1+, un sensor de pulso óptico con conectividad dual ANT+ y Bluetooth. Polar OH1+ proporciona la máxima precisión en la medición de la frecuencia cardíaca en multitud de deportes (running, natación, fitness, ciclismo, esquí, tenis…) gracias al cómodo brazalete elástico que permite colocar el sensor en la parte inferior o superior del brazo. Es la alternativa perfecta a la tradicional banda pectoral, el nuevo pack incorpora además un práctico clip para las gafas de natación convirtiéndolo en un compañero de entrenamiento ideal para los nadadores.

Pros

- Encenderlo y apagarlo es bastante simple, esa es probablemente una de las mayores ventajas de esto en comparación con el H10. - Es bastante indulgente sobre dónde lo pones, es decir, no necesitas colocarlo en una parte específica de tu brazo, cualquier lugar en el antebrazo y el área del bíceps funciona. - Se conecta sin problemas, una vez que lo configuras con tu teléfono solo necesitarás encenderlo y este se conectará automáticamente. Funciona bien con la aplicación Strava y con mi Wahoo Elemnt Bolt. - El cargador es agradable y fácil de usar, es una pequeña base USB en la que solo necesitas colocar el OH1 +.

Cons

- Solo hay un botón en el OH1 + y resulta bastante difícil presionarlo, tienes que presionarlo con un poco de fuerza para que responda teniendo el cuidado de no presionar demasiado para que no apague. - Le lleva algún tiempo detectar picos de frecuencia cardíaca. Este es uno de los principales aspectos positivos del H10, que es que está basado en ECG mientras que el OH1 + usa LED. Esto simplemente significa que el H10 detecta cambios en la frecuencia cardíaca más rápido que el OH1 +. Esto no es un problema de peso para los que hacen carreras y paseos en bicicleta durante largos períodos de tiempo y los pocos segundos de retraso no son importantes, pero si necesitas lecturas más rápidas, entonces un monitor basado en ECG sería más adecuado.

¿Cómo aconsejamos?

Lo que lees es lo que es - Garantizamos que no existe influencias de marcas externas


1 Modelos Considerados

48 Horas Estudio

1 Consejos Expertos

72 Clientes consultados
bestsmartwatchforyou
¿Por qué confiar en MSmartWach?
Desde MSmartWatch realizamos cientos de pruebas con relojes inteligentes para traerte las mejores comparativas y así hagas la mejor compra.
Si tienes alguna pregunta sobre esta comparativa - Cuéntanoslo!

Polar OH1+

Última Actualización Junio 2020
TE REGALAMOS un Amazfit BIP S -> Solamente esta semana - ¡Mira el video review de 5 minutos y aprende como conseguirlo!


Las correas para el pecho y los sensores ópticos que se usan ​​en la muñeca son la razón del monitoreo de tu frecuencia cardíaca cuando hablamos de deporte y estado físico, pero ninguno de los modelos disponibles en el mercado se comporta como se espera en el agua. Es por ello que Polar busca marca la diferencia con su nuevo dispositivo: el OH1 +.

La nueva versión del brazalete original para realizar un seguimiento de tu ritmo cardíaco es bien valorado por muchos, el Polar OH1 ahora añade la capacidad de monitorear tu frecuencia cardíaca desde la sien situando el sensor en tus gafas de natación. Eso no quiere decir que no puedas usarlo en tu brazo, sólo que ahora es posible medir los niveles de esfuerzo la próxima vez que saltes a la piscina.

El monitor de ritmo cardíaco tiene un valor aproximadamente de 79.95 €, el cual dispone de conectividad ANT + y Bluetooth, por lo que podrás sincronizarlo con una vasta variedad de equipos de entrenamiento compatibles, computadoras de ciclismo y los demás dispositivos Polar.

Adicionalmente, es capaz de compartir sus estudios acerca de la frecuencia cardíaca a variados dispositivos al mismo tiempo, incluyendo la aplicación de entrenamiento físico Polar Beat en tu teléfono inteligente. Cabe destacar que los verdaderos resultados de cualquier monitor de ritmo cardíaco dependen de la precisión cuando comienzas a sudar gracias a un arduo entrenamiento.

Le hicimos una prueba al Polar OH1 + en competencias en la piscina y en un gimnasio para saber cómo se comporta y estar aún más seguro de su confiabilidad. A continuación, te mostramos nuestras conclusiones.

También puedes ver nuestros análisis de relojes inteligentes Polar aquí:



Polar OH1 +: Características clave de diseño

  • El Polar OH1 + es compatible con Android e iOS.
  • Puede medir tu frecuencia cardíaca cuando nadas.
  • Puedes usarlo tanto en el antebrazo como en la parte superior del brazo.
  • Compatible con ANT + y conectividad Bluetooth.
  • La batería puede durar hasta de 12 horas.
  • El OH1 + es idéntico al OH1.
  • El sensor con su monitor de frecuencia cardíaca óptico de seis LED es relativamente pequeño.
  • Es bastante ligero, pensando solo 5 gramos.

El Polar OH1 + es más pequeño que los brazaletes de medición de ritmo cardíaca Wahoo TICKR Fit y Scosche RHYTHM 24, haciendo de esta forma una notable diferencia en el mercado considerando el lugar donde deberías usarlo.

También quiere decir que puedes incorporarlo a tus gafas. Cabe destacar que el Polar OH1 + no cuenta con la última tecnología de sensores de medición cardíaca Polar Precision Prime que bien puedes encontrar incorporada en los relojes Polar Vantage V, Vantage M e Ignite.  

polaroh1-plus-design-review
Avalado por la precisión de los datos que recoge, Polar sigue creando su tecnología enfocada al deporte y presenta OH1+, un sensor de pulso óptico compatible con toda la gama de productos Polar.

Si lo que te interesa es el entrenamiento en tierra firme, el sensor se acopla de forma muy fácil en una base en la correa y el brazalete, no es difícil de ajustar en tu antebrazo y bíceps, aunque muchos prefieren la banda un poco más ancha para tener más comodidad.  

En el mercado puedes encontrar 3 brazaletes de distintos colores para elegir según gustes: negro, gris o naranja. El OH1 + lo puedes controlar por medio de un pequeño botón de metal en un lado del sensor con el que encenderás y apagarás el OH1 +, e iniciar una sesión cuando desees usar el monitor como un dispositivo de entrenamiento independiente, este guarda los datos de forma local para sincronizarlos luego. El botón puede resultarte un poco difícil de presionar, sobre todo si lo tienes en uno de los clips y tienes los dedos mojados. Por suerte, solo necesitarás hacer esto al principio y al término de una sesión, y no cuando estés en pleno movimiento.  

En el otro lado del sensor hay una luz LED que parpadea para indicar diversos estados, como cuando El Polar OH1 + está en modo de emparejamiento. La gran cantidad de combinaciones de colores y velocidades de flash son un poco confusas, los aprenderás a usar con el pasar del tiempo.

OH1+ es compatible con todos los productos Polar con tecnología Bluetooth.

La nueva opción © Polar Polar, líder en tecnología deportiva aplicada al deporte desde hace más de 40 años presenta el nuevo OH1+, un sensor de pulso óptico con conectividad dual ANT+ y Bluetooth. Polar OH1+ proporciona la máxima precisión en la medición de la frecuencia cardíaca en multitud de deportes (running, natación, fitness, ciclismo, esquí, tenis…) gracias al cómodo brazalete elástico que permite colocar el sensor en la parte inferior o superior del brazo. Es la alternativa perfecta a la tradicional banda pectoral.

Sincronizar el Polar OH1 + con un reloj o una aplicación funciona al igual que una correa pectoral convencional, después de que hayas vinculado tu reloj debes cargar automáticamente el OH1 + para las sesiones de entrenamiento futuros. No obstante, esto es diferente de acuerdo al dispositivo al que lo vincules.  

A parte de los dos tamaños de clips para gafas, el otro elemento que encontrarás en la caja es una base USB que se utiliza para cargar el Polar OH1 +, bien para sincronizarlo en la web usando el software Power Flow Sync, en el caso de que optes por hacer esto en vez de usar Bluetooth y la aplicación Beat o tu reloj. Deberás sujetar el sensor a la base que después puedes enchufar a un conector de energía o al puerto USB de tu computadora portátil.

Claro está, que significa que debes cargar la base adicional para cargarlo. Una carga completa de la batería dura cerca de 90 minutos. La base parece lo bastante robusta pero, al igual que el OH1 +, se puede extraviar debido a su tamaño, por lo que debes estar seguro de dónde la guardas.

Polar OH1 +: Características y sincronización

En vista de que el Polar OH1 + es principalmente un dispositivo complementario, no tiene muchas "características" de las que hablar. Sin embargo, su capacidad para activar las herramientas de entrenamiento en la aplicación gratuita Polar Beat, es en definitiva un punto a su favor.

Puedes conectar el Polar OH1 + y utilizar el conjunto de aplicaciones y correas para indicar objetivos para tus sesiones de entrenamiento, escogiendo entre seis distintos objetivos que incluyen recuperación, tempo y entrenamiento máximo. Además, puedes hacer una sencilla prueba de tu condición física de unos cinco minutos para así evaluar tu progreso y visualizarlo en tiempo real con una guía de audio, ya sea que tu nivel de intensidad actual estés quemando grasa o mejorando la condición física.  

polar-oh1-plus-flow-review
Truco de Experto

Existen varias maneras de ingresar tus datos en Polar Flow. Puedes sincronizar con la aplicación Flow o Beat en un teléfono inteligente mediante el Bluetooth o enchufar el sensor en el puerto USB de una computadora portátil usando el dongle y encender la herramienta Flow Sync. Seguramente tendrás que apagar y volver a encender el OH1 + y después abrir la aplicación Flow para asegurarte de que esté sincronizado.


Kieran Alger

De igual forma que con otras correas pectorales convencionales, también puedes conectar el OH1 + con aplicaciones de entrenamiento de terceros como Strava y otros dispositivos Bluetooth Smart y ANT +. Se realizaron pruebas de esto con Strava y Suunto y a decir verdad funcionó al momento.  

Los datos que obtienes con la aplicación Beat también se sincronizan con Polar Flow, el conjunto mucho más amplio de herramientas de entrenamiento e información de datos de Polar.

Hemos preparado una Guía sobre cómo usar Polar Flow, la potente herramienta para corredores que usan dispositivos inteligentes Polar.

En la piscina: Prueba de natación

Ya que el clip de gafas para nadar es la principal característica del OH1 +, comenzaremos a hablar de eso. Ajustar el OH1 + a tus gafas es, en un principio, un proceso algo difícil, pero cuando hayas determinado cuál de los dos clips de gafas se ajusta mejor, estás listo para iniciar.  

La empresa Polar segura que los clips cubren la mayoría de las correas de gafas que están en el mercado y fue probado en tres marcas diferentes. Poner los clips en las correas y colocar el sensor en la sien no es del todo fácil, pero una vez que tienes la habilidad está bien.

polar-oh1-plus-swiming-review
¿Sabías qué?

Al nadar tu cuerpo adquiere mayor movilidad y elasticidad, ya que la natación permite ejercitar las articulaciones aumentando la flexibilidad y el rango de movimiento, así como también, incrementando tu masa muscular y tonificando tus músculos y mejorando tu silueta. Una hora de natación permite quemar 600 calorías.

Te aconsejamos que utilices el sensor en la sien izquierda en caso de que respires desde el lado izquierdo cuando nadas libre, y viceversa si respiras desde el lado derecho. Ahora bien, para aquellos que respiran en ambos lados, no está de todo claro qué es lo mejor.

El Polar OH1 + requiere de un buen contacto de la piel con los sensores LED de forma constante, pero tranquilo que mantener el contacto es muy fácil; el sensor permanece en su lugar sin importar cuánto te empujes en el agua.  

Aunque, en algunas pruebas con un par de gafas se descubrió que independientemente del clip que utilices y cómo ajustes las gafas, el dispositivo puede levantarse un poco en el lado del sensor, dejando que el agua se filtre. Esto se contrarrestó un poco con un gorro de baño, pero se supone que puedes utilizar el OH1 + sin uno y esto ha causado que sea incómodo hacerlo.

En nadadas durante más de una hora, el OH1 + se deslizó un poco, aunque en definitiva permaneció mejor que una correa para el pecho, en las apuestas de confort, desde nuestro punto de vista, no hay mucho para elegir entre los dos al estar en la piscina.  

El otro inconveniente importante que se experimentó con el OH1 + en la piscina fue estar al tanto de cuándo estaba midiendo. Si estás usando el sensor sin sincronizarlo con un reloj o la aplicación de teléfono Polar Beat, hay una combinación específica de presionar botones para que se rastree como un dispositivo independiente.  

  1. El primer problema es que en el manual no hay una clara explicación para la combinación de presionar los botones, a tal punto que cuando sigues exactamente las instrucciones, regularmente después de terminar de nadar no encontrarás datos registrados sobre tu entrenamiento.
  2. El segundo problema es que cuando el sensor está ajustado en su lugar y en la sien, no puedes ver el LED parpadeante, de modo que no puedes saber si está parpadeando el color y el patrón correctos para grabar tu entrenamiento.

Finalmente, la única manera de saber si lo tienes en modo de seguimiento correctamente es sincronizar el OH1 + con una aplicación, pero eso implica cerrar tu sesión, en ese momento tienes que pasar por el mismo proceso y ocurren los mismos problemas. Tal parece que Polar requiere simplificar todo este proceso y quizás tener un color LED únicamente para el seguimiento independiente.  

Luego de varios entrenamientos en la piscina y en el gimnasio donde no se encontró que se hubiesen registrado datos, finalmente se decidió que la única forma de obtener datos de manera confiable era usar nuestro teléfono y vincular el OH1 + con la aplicación Polar Beat. Pero eso no cumple con las expectativas de los nadadores.

Tenemos algunas recomendaciones de relojes inteligentes para estas disciplinas: 



polar-oh1-plus-swiming2-review
El sensor de pulso óptico Polar OH1+, el pulsómetro independiente más ligero del mercado con solo 17 gramos incluyendo el brazalete, ahora lleva un nuevo soporte para fijarlo sobre tus gafas de natación, captando tus pulsaciones de la zona de la sien.

Al hablar de las métricas de natación, se probó el OH1 + en la sien para nadar 1,000m en contra de la correa del pecho H10. Esta fue una natación de 30 vueltas en nado de mariposa y las únicas paradas en la pared para girar. La correa H10 registró un promedio de 131 lpm y una frecuencia cardíaca máxima de 168 lpm contra el OH1 + a un promedio de 128 lpm y un máximo de 140 lpm.

Esa es una diferencia bastante significativa. Es más, si bien Polar Flow pudo brindarnos una lectura de los beneficios de entrenamiento al final de la sesión basada en la frecuencia cardíaca, la aplicación Beat sencillamente nos indicó que necesitábamos entrenar por al menos 10 minutos al 50% de nuestro FC máximo para obtener esa lectura. Por ende, la desigualdad en las lecturas de frecuencia cardíaca fue más que suficiente para que las aplicaciones de Polar ofrecieran distintas evaluaciones de nuestra sesión de entrenamiento. 

Pudimos ver que el OH1+ cayó en picada entre las vueltas mientras que en el H10 mostró que nuestro ritmo cardíaco se mantenía estable de forma constante. Por la experiencia en la piscina, donde no se descansó, esta última es claramente más precisa. Esas caídas de OH1 + también darían cuenta de la lectura de frecuencia cardíaca promedio más baja.  

Lo que también es un poco singular sobre cómo funciona la configuración es que, a pesar de que los datos de Polar Beat también se sincronizan con la aplicación Polar Flow, la pantalla de resumen no muestra los mismos detalles. De modo que, si eres un usuario de Flow, eso es un poco inquietante. Las nomenclaturas de los entrenamientos tampoco se parecen, lo cual puede causarte confusión.

En la carretera: Prueba de carrera

El OH1 + lo puedes utilizar en la parte superior o inferior del brazo para correr y montar en bicicleta, todo según tus gustos, y los dos son respectivamente cómodos una vez que obtienes la tensión correcta. Se descubrió que el OH1 + se mantuvo firmemente en su lugar y el contacto entre la piel y el sensor fue bueno.  

El simple hecho de que la correa se pueda lavar a máquina es excelente ya que el nuestro rápidamente detectó algunos olores sudorosos. Al tratarse de Polar OH1 +, cualquiera pensaría que sería menos propenso a eso que una correa pectoral, pero por lo visto no es así.

Cuando se trata de la precisión del monitoreo de la frecuencia cardíaca, probamos el sensor óptico OH1 + en un rango de carreras contra el Polar H10, a continuación te comentamos nuestra experiencia en una carrera en el antebrazo y la parte superior del brazo.  

OH1+ es compatible con todos los productos Polar con tecnología Bluetooth.

La nueva opción © Polar Polar, líder en tecnología deportiva aplicada al deporte desde hace más de 40 años presenta el nuevo OH1+, un sensor de pulso óptico con conectividad dual ANT+ y Bluetooth. Polar OH1+ proporciona la máxima precisión en la medición de la frecuencia cardíaca en multitud de deportes (running, natación, fitness, ciclismo, esquí, tenis…) gracias al cómodo brazalete elástico que permite colocar el sensor en la parte inferior o superior del brazo. Es la alternativa perfecta a la tradicional banda pectoral.

- Antebrazo

Para la realización de esta prueba, ejecutamos una ruta que incluía una sección rodante de altibajos. El ritmo y la intensidad oscilaron y hubo varias pausas en las que decidimos cuál ruta seguir. El OH1 + coincidió con el H10 para la sección de apertura de esta carrera, pero lo que llama la atención es que aparentemente registra más caídas profundas en la frecuencia cardíaca que el H10. Eso no se diferencia a lo que vimos con los datos de natación anteriores. Hay cerca 16 ocasiones donde la lectura cae de forma muy significativa y lo cual no ocurre para el H10.

Fueron entonces los resultados del H10 los que más semejanza tuvieron en nuestra experiencia en la carrera. Aunque claro, existieron paradas, comienzos y períodos donde el esfuerzo se redujo, estos no fueron lo suficientemente extensos como para ver que nuestro ritmo cardíaco volviera a un ritmo casi en estado de reposo, sobre todo en las millas finales donde corrimos en gran medida sin parar.

- Parte superior del brazo

Para la realización de esta prueba, marcamos una ruta un poco más larga que, de igual forma que la anterior, incluía una zona rodante de subidas y bajadas, con algunas millas que tenían subidas más empinadas y unas cuantas paradas donde variaban el ritmo y la intensidad.  

Lo que en realidad es bastante interesante, es que el Polar OH1 + coincide con el H10 muy de cerca, incluso mucho más cerca que cuando se utilizó en el antebrazo, lo que indica que puede obtener mejores resultados si se usa en esta zona que en el brazo.  

polar-oh1-plus-forearm-review
Por las pruebas realizadas y las comparaciones de los resultados con el H10, la parte superior del brazo es la mejor posición donde utilizar el Polar OH1+ en una carrera.

El H10 también mostró una intensidad un poco más elevada en el extremo inferior de la escala que el OH1 +, pero curiosamente, fueron muy similares al incrementar el esfuerzo en la zona de tempo.  

Cuando te pones a analizar estos dos conjuntos de datos, nace la interrogante de que el OH1 + podría tener una tendencia a leer más bajo que el H10, más que todo en los períodos donde el movimiento es más lento.

Queremos recomendarte algunos de los mejores relojes inteligentes para corredores que hay en el mercado, la serie Forerunner de Garmin:



En el gimnasio: Intervalos de alta intensidad

Nuestra prueba final nos condujo al gimnasio para saber de qué forma el OH1 + hizo frente a las demandas más exigentes de los intervalos de alta intensidad, donde hay muchos cambios en la cantidad de movimiento del brazo, cambios rápidos del reposo a una mayor intensidad y distintos equipos a considerar. De nuevo lo colocamos contra la correa para el pecho Polar H10 y utilizamos el OH1 + en la parte superior del brazo. 

polar-oh1-plus-gym-review
Polar OH1+ es un sensor de frecuencia cardíaca combinado que se sincroniza a otros dispositivos mediante Bluetooth, así como a muchos productos Polar y equipos de gimnasio compatibles.

  • OH1 + registró una frecuencia cardíaca máxima a 167bpm, la mínima a 83bpm y el promedio a 144bpm.
  • Mientras que, el Polar H10 tuvo 167bpm, 83bpm y 146 promedio. Ese es un partido bastante próximo.

Puedes ver en los registros de frecuencia cardíaca anteriores que el Polar OH1 + funciona muy bien y coincide estrechamente con el H10 durante la mayor parte de la sesión. No obstante, una vez más, pudimos notar claramente los casos en que las lecturas de OH1 + caen en picada y al menos una ocasión alrededor de 20 minutos, donde muestra que la frecuencia cardíaca ha disminuido, y donde el H10 no muestra tanta recuperación, presumiblemente entre un conjunto.  

Polar OH1 +: Duración de la batería

Polar indica que obtendrás hasta 12 horas de tiempo de entrenamiento con el OH1 + y descubrimos que eso es cierto. Obviamente eso no es un tiempo tan prolongado como las 30 horas que obtienes del Wahoo TICKR Fit o lo que puedes esperar de una correa para el pecho, pero es más que suficiente para pasar una semana promedio de entrenamientos antes de que requieras un poco de energía.

Hay que algo que puede resultarte un poco complicado, y es detectar cuando el nivel de la batería es bajo. El pequeño LED parpadea en verde cinco veces para indicarte que está cargado y rojo cinco veces cuando la batería está baja. No lo sabrás a menos que leas el manual del usuario y sea fácil de notar una vez lo enciendas. Sería estupendo si la aplicación Polar Flow o Beat te indicara el nivel de la batería de los dispositivos conectados como un porcentaje para que su uso sea más confiable.

Cuando necesites recargar, es bueno que sepas que un encendido completo dura cerca de unos 90 minutos.

Preguntas frecuentes

¿Puedo utilizar el nuevo Polar OH1+ con un reloj o ciclocomputador de Garmin?

Sí, de hecho, casi siempre será más preciso que el mismo Garmin, tanto por el tipo de sensor como por la ubicación (parte interna del antebrazo). Por ello, si no termina de convencerte el pulsómetro óptico de tu Fénix 5 Plus o de tu Forerunner 235, este OH1+ puede ser una opción muy interesante.

¿El Polar OH1+ se puede conectar a varios dispositivos a la vez?

Sí, gracias a la tecnología ANT+ se puede conectar a varios dispositivos de forma independiente y a un solo dispositivo por bluetooth. Lo que no permite es conectarlo como sensor externo vía bluetooth a más de un dispositivo a la vez, como si se puede hacer con el Polar H10 que permite dos conexiones vía bluetooth.

¿Puedo utilizarlo como sustituto de la banda HRM-Swim o HRM-Tri para relojes de Garmin?

Aunque podemos llevarlo en las gafas o el brazo y ver el pulso en el reloj cuando estemos parados en el muro, durante el nado no transmitirá la frecuencia cardíaca al reloj y tampoco se registrará el pulso en la sesión una vez finalicemos el entrenamiento. Esto es debido al procedimiento particular que utiliza Garmin para guardar registro del pulso en las actividades de natación, haciendo una consulta y carga de datos almacenados en el pulsómetro justo antes de guardar la sesión por completo en la memoria de reloj, un protocolo de sincronización que no tiene implementado el pulsómetro de Polar y que hará que no responda a dicha consulta.

Equipo que participó en esta página
  • Horus Pacheco
    Escritor
  • Kath Saliman
    Editora